Tratamiento para la Leucemia

Seguramente entraste a este articulo con la curiosidad de en qué consiste el tratamiento para la leucemia, bueno, antes de contártelo debemos saber que cuando ciertas células se vuelven cancerosas y se infiltran en la médula ósea, se produce la leucemia o el cáncer de sangre en el ser humano, siendo susceptibles tanto niños como adultos de padecer esta temida enfermedad, ya que hay factores que hacen posible su aparición como lo son un sistema inmune debilitado, factores genéticos y ambientales que ayudan a desarrollar esta enfermedad.

La leucemia se clasifica en “De Novo” cuando aparece de repente sin ningún proceso que la haya provocado y “Secundarias” que son las desencadenadas por factores externos, siendo este el primer criterio de clasificación, ya que el segundo criterio se apoya en el tipo de células en donde comienza la transformación maligna, si es en los leucocitos en la Leucemia Linfoblástica y cuando afecta la célula mieloide o serie roja de glóbulos y plaquetas se llama Leucemia Mieloblástica o ProMielocítica.

Leucemia Linfática

¿Qué es la Leucemia Linfática?

Antes de saber cuál es el tratamiento para la leucemia debemos informarte que se torna complejo, ya que estos provocan más de una complicación en el organismo, cuadro muy común en los niños,  produciendo una leucemia linfática aguda donde las células que deberían transformarse en linfocitos se convierten en cancerosas sustituyendo a las células normales de la médula ósea, y se transportan hacia otros órganos (hígado, bazo, riñones, cerebro, ganglios linfáticos) donde siguen aumentando, y provocan enfermedades como meningitis, anemia, insuficiencia renal y hepática.

Ahora bien, la leucemia linfática crónica afecta generalmente a personas de la tercera edad, siendo más común en los varones que en las mujeres produciendo un aumento en los ganglios linfáticos extendiéndose al hígado y al bazo progresivamente e invadiendo la médula ósea. Enfermedad esta de lento progreso, obteniendo informe del mismo por medio del conteo de linfocitos en la sangre y la médula ósea, la gravedad de la anemia y la capacidad del sistema inmune del paciente para luchar contra las infecciones oportunistas que pueda contraer.

¿Cómo se cura la Leucemia Linfática?

Este tipo de leucemia necesita diagnóstico y tratamientos inmediatos ya que compromete muchos órganos del cuerpo afectándolos. Por ello se necesitan diversos médicos especialistas, tales como:

  • oncólogo (especialista del cáncer).
  • hematólogo (especialista en sangre y desordenes relacionados).
  • patólogo.
  • radioterapeuta.
  • neurólogo (en implicaciones del sistema nervioso central).
  • pediatra (es común entre niños).
  • asistente social.
  • enfermera clínica de la oncología.

Tratamiento de la Leucemia Linfática

El tratamiento de la Leucemia Linfática da en tres fases principales:

Inducciónleucemia tratamiento

Se considera la parte inicial del procedimiento y su objetivo es eliminar las celular que origina la leucemia dentro de la médula. Con una combinación de distintos medicamentos para tratar la leucemia como drogas orales e intravenosas de la quimioterapia, las cuales se encargan de llevar el riesgo de bajar hemogramas más lejos y más seriamente. Esto puede llevar a la anemia, a las infecciones y al riesgo severo de extracción de aire incontrolada. Esto ayuda a las células de la sangre para normalizar y revive los síntomas del cáncer. Requiriendo a veces transfusiones.

Se usa tubo intravenoso que se inserta en una vena grande cerca del corazón para entregar las drogas de la quimioterapia reduciendo el número de inyecciones dolorosas.

La quimioterapia se puede también administrar en la espina dorsal y el líquido cerebroespinal usando pinchazo lumbar. Esto se utiliza en los pacientes en quienes el cáncer se ha extendido al sistema nervioso central.

Consolidación

En esta parte del tratamiento se eliminan las células que restan originadas por la leucemia y que siguen existiendo después de una inducción agresiva. El objetivo de esta fase es quitar y matar a cualquier célula cancerosa residual dentro del cuerpo.

Mantenimiento

Última etapa del tratamiento en donde se dan medicamentos para la leucemia como distintas píldoras en forma regular de la quimioterapia, las cuales se incorporan al cuerpo oralmente para prevenir una recaída de esta enfermedad. Esta etapa ayudar a evitar que la leucemia (o también llamada cáncer de sangre) vuelva.

Tomando dosis regulares de distintos medicamentos para la leucemia como tabletas de la quimioterapia junto con continuaciones y chequeos regulares. La fase del mantenimiento dura a menudo dos años.

Otros tratamientos

Radioterapia

La radioterapia se puede utilizar en algunos casos especiales. Ayuda en matar de las células cancerosas. Es útil en casos avanzados que se han extendido al cerebro o al sistema nervioso central o antes de que un trasplante de la médula.

Trasplantes de la médula y de la célula madre

Es un tratamiento de la leucemia que implica básicamente uso de la quimioterapia agresiva de la dosis muy alta al avión derribado de todas las células cancerosas y de algunas de las células sanas de la médula. Después de esta médula o células madres sana se hace una trasfusión para reemplazar las células destruidas de la médula.

Leucemia Mieloide

El tratamiento para la leucemia dependerá del tipo de esta última, las cuales pueden provocar distintas complicaciones comprometiendo otros órganos, como por ejemplo en la Leucemia Mieloide Aguda donde los mielocitos que deberían convertirse en granulositos se vuelven cancerosos, sustituyendo las células normales de la médula ósea y por ende viajan por el torrente sanguíneo instalándose en otros órganos. De ahí se origina la leucemia en niños asi como en adultos, produciendo tumores, anemia, meningitis, desencadenándose todo este cuadro de salud de la exposición a grandes dosis de radiación con quimioterapia en el tratamiento de otras afecciones.

La leucemia mieloide crónica comienza con anemia y trombocitopenia, es decir, escasez de plaquetas en la sangre, originándose estas células en la médula ósea, pero también en el bazo y el hígado teniendo que tratarse la fatiga, debilidad, pérdida del apetito, peso, aumento del tamaño de los ganglios linfáticos y hemorragia.

Tratamiento para la Leucemia Mieloide

Quimioterapia de Inducción

La primera parte del tratamiento para la leucemia mieloide está dirigida a eliminar tantas células leucémicas como sea posible. La intensidad del procedimiento puede depender de la edad de la persona y de su salud. A menudo, los médicos administran la quimioterapia más intensiva a las personas menores de 60 años. Dependiendo del paciente y mientras más edad tengan con una buena salud, pueden tener un tratamiento de la leucemia similar o un poco menos intensivo.

Consolidación

Se considera que la inducción fue exitosa si se logró la remisión. Luego se administra tratamiento adicional para tratar de destruir células leucémicas remanentes y ayudar a prevenir una recaída. A esto se le llama consolidación.

En los pacientes más jóvenes, los tipos de consolidación son:

  1. Varios ciclos de quimioterapia con altas dosis de citarabina (ara-C), conociéndose también como
  2. Trasplante (de un donante) de células madre.
  3. Autotrasplante de células madre (trasplante autólogo).