Tratamiento para el Parkinson

Tratamiento para el Parkinson: El mal de Parkinson o conocido simplemente como Parkinson es una enfermedad neurodegenerativa que mayormente afecta a las personas de la tercera edad, mayores a 50 años. Generalmente nunca afecta a niños.

Esta enfermedad causa un temblor incontrolado en las personas, además de rigidez en los músculos, dificultad para caminar y moverse, entre algunas otras afecciones.

Las neuronas utilizan un químico llamado dopamina para funcionar bien. Cuando una persona tiene mal de Parkinson estas neuronas con dopamina mueren. La dopamina es la encarga de controlar la coordinación y el movimiento. De esta manera, si las células se van muriendo, no pueden enviarle información a los músculos y decirle como deben comportarse. Esto es lo que genera los temblores y el resto de los problemas.

La enfermedad va empeorando con el tiempo y cada vez se van muriendo más células.

El mal de Parkinson es la segunda enfermedad neurodegenerativa que más afecta a personas en el mundo, después del Alzheimer. Es nombrada así por el médico que descubrió la enfermedad James Parkinson, quien la definió como “parálisis agitante”. El 11 de abril se celebra el día Día Mundial del Parkinson.

Esta enfermedad aún no tiene cura, pues aún los medicamentos están en fase experimental. Sin embargo, si hay tratamientos que ayudan a mejorar los síntomas que produce la muerte de las neuronas.

Tratamiento para el Parkinson

Los antiparkinsonianos son los medicamentos especiales que consumen las personas con este mal de Parkinson.

Usted deberá tomar y regirse al tratamiento y dosis que más le convenga según sus necesidades y avance de la enfermedad. Esto lo determinará su médico tratante, es decir su neurólogo.

Los fármacos para el Parkinson están especializados en tratar los síntomas motores, pero también los no motores.

Los medicamentos que se encargan de aliviar un poco los malestares de las personas que sufren del mal de Parkinson son los siguientes:

  • Dopaminérgicos: Este es un medicamento que le provee lovodopa al organismo, que al llegar al cerebro se convierte en dopamina. Este fármaco mejora de forma considerable el sistema motor de los enfermos. Sin embargo, el problema de esta medicina es que con el tiempo deja de hacer efecto. Además, puede presentar algunos efectos secundarios como vomito, hipotensión, alucinaciones, insomnio y delirios.
  • El inhibidor de descarboxilasa es otro medicamento que se usa junto con la levodopa para mejorar los síntomas del Parkinson.
  • Agonistas dopaminérgicos: Estas medicinas se encargan de estimular los productores de dopamina. Tiene efecto sobre otros sistemas que son los que producen los efectos secundarios, además de mejorar la depresión que puedan padecer los pacientes. También produce los mismos efectos secundarios que los dopaminergicos, produce mareo, nauseas, psicosis, somnolencia, entre otros. Sin embargo, estos efectos incluso son más frecuentes. El tratamiento para Parkinson se puede aplicar de manera oral, subcutánea o transdermica.
  • Anticolinergicos: están especialmente hechos para tratar los temblores producido por la falta de dopamina. Relaja la musculatura lisa del cuerpo.
  • Inhibidores MAO-B: Son los fármacos más completos y más recientes, son usados para tratar absolutamente todos los síntomas. También pierde efectividad a lo largo del tiempo.

 

Síntomas

Los principales síntomas que vienen acompañado con esta enfermedad son los siguientes:

  • Dolores musculares
  • Tensión arterial baja
  • Parpadeo lento
  • Babeo
  • Dificultad para deglutir
  • Falta de expresión facial
  • Movimientos lentos
  • Perdida de pequeños movimientos
  • Temblores
  • Problemas con el equilibrio
  • Ansiedad
  • Depresión
  • Demencia

Si padeces la mayoría de estos síntomas visita a un medico, específicamente a un neurólogo para que inmediatamente te haga las pruebas. Si padeces de mal de Parkinson, él se encargará de mandar los medicamentos pertinentes y correspondientes a tu caso, avance y necesidad.

 

Tratamiento para el Parkinson: Remedios naturales

Como mencionamos anteriormente, el mal de Parkinson es una enfermedad incurable. Pero si existen tratamientos y algunas consideraciones a tener en cuenta para mejorar la calidad de vida y ayudar a los pacientes con los síntomas y malestares diarios.

Una buena alimentación, además de la presencia y el complemento de sustancias vitamínicas ayudan muchísimo. Uno de los alimentos que puedes consumir para mejorar y complementar la ayuda de los fármacos son los siguientes.

Frijoles y granos: Uno de las sustancias que más necesita el cuerpo de los enfermos con mal de Parkinson es la levodopa que al llegar al cerebro se convierte en dopamina. La mayoría de los fármacos consumidos y recomendados para los enfermos contienen este químico. Sin embargo, de manera natural este compuesto está contenido en los frijoles, granos y las habas. Por esta razón es que se recomienda a los que tienen mal de Parkinson que tengan una dieta rica en estos alimentos. Los frijoles y habas producen dopamina y esto hace que los sujetos se sientan un poco más aliviados de los efectos secundarios de la enfermedad y también de los medicamentos. Esto mejorará su salud increíblemente.

Antioxidantes: Los alimentos, vegetales y productos naturales ricos en antioxidantes ayudan a mejorar la enfermedad. Estos alimentos son: fresas, arandanos, tomates, zanahoria, uvas, brócoli, mora, selenio, nueces. Este compuesto (los antioxidantes) pueden ayudar a combatir la oxidación de las neuronas, además de que puede frenar un poco el desarrollo y avance de la enfermedad. Se les recomienda a los pacientes enfermos que consuman estos alimentos diariamente pues verán una mejora pronta y palpable.

Suplementos vitamínicos: Algunas de las vitaminas que padecen y faltan en el cuerpo de los enfermos son las vitaminas E, C y B6. Se recomienda a los pacientes consumirlas.

 

Otras recomendaciones

Un excelente tratamiento para el Parkinson es realizar alguna actividad física de bajo impacto.

Los expertos recomiendan la practica de Tai Chi o el yoga, disciplinas que ayudan a mantener la concentración. Además mejora la circulación, la elasticidad, el equilibrio y la fuerza. Mantiene y mejora la forma del cuerpo, además de la salud mental.

Otro consejo es la realización de masajes que servirán para quitar el endurecimiento de los músculos. Este es un tratamiento que es ideal, ya que no trae efectos secundarios. Ayuda a relajar a la persona, además de aumentar la movilidad de los musculos.

Lo mejor es tomar esta enfermedad con paciencia, optimismo y buscar el apoyo en las personas más cercanas.

 

Vídeo Tratamiento para el parkinson

Leave a Reply