Tratamiento para varicocele

Tratamiento para el varicocele. El varicocele es la inflamación de las venas que cubren el conducto espermático, una condición que se cura de manera definitiva mediante una cirugía, pero cuyas manifestaciones se pueden mejorar asistiendo a determinadas soluciones naturales muy efectivas.

Los motivos de esta patología son diversos, por lo que requiere de cuidados médico con la finalidad de impedir el avance de las varices lo que podría complicar la fertilidad del paciente. Para tratar el varicocele e impedir que las molestias se incrementen, debes eliminar todos los picantes, el alcohol, el café además de las bebidas estimulantes, tales como el tabaco. Estos productos incrementan la inflamación de las varices lo que puede ocasionar que las molestias sean superiores.

Tratamiento para varicocele

Tratamiento para varicocele

Mantener además una dieta saludable con frutas, vegetales y artículos frescos principalmente ayudan a mejorar la salud del paciente con esta condición.

Uno de los remedios más efectivos para tratar el varicocele consiste en vaciar varios dientes de ajo cortados en la ensalada que ingieras a diario. El ajo es un anticoagulante y vasodilatador natural muy eficaz, ayudando en el tratamiento de las varices en los testículos, más sin embargo este debe ser consumido siempre crudo.

Es recomendable también que se abstengan de las relaciones sexuales. Así lograras eliminar la inflamación.

Para bajar la inflamación, el dolor y las molestias en el área de los testículos, los baños de agua caliente son una extraordinaria alternativa. Si tienes una bañera en casa se aconseja hundir esta área en agua por un periodo de 5 minutos dos veces al día, en el caso de que solamente tengas ducha, coloca el agua en el área testicular por un periodo de 5 minutos para reducir las molestias

También se puede ayudar a tratar el varicocele y reducir las molestias, con el uso de un suspensorio o soporte escrotal o de un pantalón apretado en el área para evitar que los testículos se mantengan en movimiento, ocasionando dolor e incomodidad.

Formas de tratar el varicocele

Otra forma de tratar el varicocele es por medio de una intervención quirúrgica  que tiene como finalidad mejorar la capacidad reproductiva del paciente tal como la producción de andrógenos (en los varones intervenidos se ha conseguido un aumento en la concentración de testosterona y en la naturaleza del semen cuando son cotejados con pacientes que no han sido operados), recobrar el volumen testicular (se consigue en el 70-80% de los adolescentes en los que el volumen testicular era más bajo de lo normal), y quitar el dolor si éste está presente.

La existencia de varicocele está relacionada con la presencia de atrofia testicular, variación en los parámetros del espermiograma e infertilidad; no obstante, no está establecido claramente el momento en que este debe corregirse. Sin embargo, el tratamiento para el varicocele en los adolescentes puede ser efectivo, también existe un riesgo importante de sobre tratamiento. En el momento que el varicocele no muestra ningún síntoma y no influye en las funciones de los órganos y tampoco en la calidad del esperma, se recomienda solamente que se realicen seguimientos médicos del paciente de forma regular.

La restauración del varicocele puede resultar muy efectiva en los varones que tienen un espermiograma regular, un varicocele clínico, dolor testicular, infertilidad inexplicada de otro modo, o falta avanzada de desarrollo testicular identificada en adolescentes por medio de inspecciones clínicas seriadas. En todos estos casos se debe tener en cuenta la para realizar una intervención quirúrgica.

En los casos de hombres con infertilidad y varicocele no siempre se necesita la cirugía, sino que se puede acudir a técnicas de reproducción asistida. No existen datos concretos que señale algún un efecto favorable del tratamiento del varicocele en los varones infértiles con un espermiograma regular, tampoco en los casos de varicocele subclínico. En esta condición no se puede recomendar el tratamiento del varicocele. En las verificaciones de los más recientes análisis han propuesto algunas dudas acerca de los efectos positivos del tratamiento del varicocele en los varones infértiles. El varicocele no debe ser tratado por infertilidad, a menos que se le haya explicado completamente a la pareja infértil las dudas sobre los efectos positivos del tratamiento.

Cirugía para tratar el varicocele

Hay disponibles diferentes opciones terapéuticas para el tratamiento del varicocele, siendo las más usada la ligadura quirúrgica de las venas dilatadas a nivel alto (se ligan las venas dilatadas para que la sangre desagüe por venas que estén en buen estado) o su esclerosis por vía percutánea.

 

Las técnicas quirúrgicas más comunes son:

  • Cirugía abierta: ligadura quirúrgica de las venas dilatadas (se puede llegar a la vascularización escrotal por varias vías: inguinal, retroperitoneal, escrotal…): la ligadura alta posee la más alta tasa de recidiva (hasta en un 30% de los casos) y su complicación más común es la hidrocele (el almacenamiento de líquido en el testículo), que se presenta en un 5-10% de los casos.
  • Embolización de las venas testiculares: esta técnica se realiza por medio de un catéter, el cual permite taponar las venas que estén dañadas y que producen el varicocele (la posición del catéter es controlada gracias a las pruebas de imagen). Puede ser por vía escrotal o por vía femoral. La tasa de recaídas se encuentra entre un 4 y un 10%. Las complicaciones más comunes de este método son la tromboflebitis, infecciones, inflamaciones, derrames, hidrocele, bloqueo ureteral o dolor intenso.
  • Escleroterapia: tiene una tasa de recaídas de un 9-10%. Las primordiales complicaciones de este método, que no son tan comunes (0.5-2.5% de los casos), son la atrofia testicular, el hematoma escrotal, la inflamación del epidídimo, la hemorragia o el dolor agudo.
  • Cirugía laparoscópica: su principal impedimento es que tiene un elevado costo. La tasa de recaída se encuentra entre un 3 y un 7%. Las complicaciones más comunes durante la intervención son los daños de los vasos sanguíneos, vasos linfáticos y nervios, la infección de la herida o, en algunos casos muy extraños, peritonitis. No son muy frecuentes.
  • Microcirugía: es el método que menos tasa de recurrencias presenta

Articulo relacionado

Tratamiento para la fertilidad

Video Tratamiento para varicocele

Leave a Reply