Tratamiento para sarna

Tratamiento para sarna.  La sarna o escabiosis es una enfermedad cosmopolita, contagiosa y pruriginosa que se presenta en gran parte, en menores de 5 años durante la época de invierno generalmente, y se transmite de persona a persona en lugares hacinados, como asilos y orfanatos.  El diagnóstico estriba en la detección del agente causal mediante el raspado de la piel y el tratamiento se fundamenta en medicamentos tópicos y sistémicos.  El pronóstico es favorable si se trata correctamente.

Sarna o Escabiosis

Es la infestación parasitaria de la piel, que se presenta frecuentemente en lactantes, niños y adultos, cuyo agente causal es el Sarcoptes scabiei, un ácaro conocido desde épocas muy antiguas.   La incidencia mundial del padecimiento se ha calculado en 300 millones de casos anuales.

Proceso de infestación

La sarna suele ser difícil de detectar, produce una enfermedad cutánea intensamente pruriginosa, la cual puede afectar a cualquier persona, de cualquier raza, edad o grado de higiene personal.

El ácaro que produce la sarna no es visible a simple vista, es una pequeña criatura de ocho patas y cuerpo redondo, que penetra en la piel.  Atraída por el calor y el olor, el ácaro hembra hace un túnel en la capa de la piel, deposita sus huevos y deposiciones y segrega sustancias que causan reacciones alérgicas.  Este proceso puede durar unas semanas y como consecuencia el paciente desarrolla una reacción alérgica que provoca un prurito intenso principalmente en la noche que puede mantenerle despierto durante el período de descanso nocturno.  Las larvas salen de sus huevos al cabo de unos 20 días y excavan túneles en las capas externas de la piel, donde se van convirtiendo en ácaros adultos.  Si el ácaro es expulsado de la piel al rascarse puede vivir en el exterior por aproximadamente 24 horas.

El ácaro de la sarna generalmente excava en la piel de la cara interna de las muñecas, los costados de los dedos y el tejido que los une y, a veces, alrededor de los pezones o las nalgas.  Si la sarna se transmite a través del contacto sexual, los ácaros suelen excavar en la piel de la parte inferior del cuerpo; abdomen, nalgas, muslos o el área genital.

 Síntomas

Los principales síntomas de la sarna son el prurito, especialmente nocturno; las líneas descamativas finas en forma de lápiz sobre la piel y las excoriaciones y/o lesiones de rascado.

El síntoma inicial y ás común de la sarna es el prurito, que suele ser nocturno.  La erupción se manifiesta en forma de ronchas, pápulas, vesículas, nódulos pardos y túneles o surcos finos ligeramente descamativos diseminados.

Los ácaros prefieren los sitios cálidos del cuerpo, como:

  • Los pliegues de la piel.
  • Los lugares donde la ropa está más apretada.
  • Los espacios entre los dedos de las manos y de los pies.
  • Debajo de las uñas.
  • Los codos y las muñecas.
  • La línea de las nalgas y la de la cintura.
  • Alrededor de los pezones y en el pene.

Tratamiento para sarna

El objetivo del tratamiento para sarna es eliminar la infección y se basa en la aplicación de cremas y lociones por toda la superficie de la piel.

Permetrina: El tratamiento de elección es la crema de permetrina al 5% aplicada en la piel seca cubriendo todo el cuerpo (incluyendo las palmas de las manos, debajo de las uñas, las plantas de los pies y la ingle), y se deja actuar durante 8 a 14 horas.  Se recomienda una segunda aplicación al cabo de una a dos semanas.  Se deben cubrir todos los pliegues del cuerpo, entre los dedos de las manos y de los pies, las axilas y los genitales, la cara y el cuero cabelludo.  De igual manera, se debe extender también en la punta de los dedos para que así llegue al área debajo de las uñas.

El único efecto secundario que se tiene conocimiento por la aplicación de este tratamiento de permetrina al 5% es una sensación de ardor y picazón leve y temporal.  Las lesiones sanan en un plazo de cuatro semanas a partir del establecimiento del tratamiento.

Lindano: El lindano al 1% también es muy efectivo para el tratamiento de la sarna.  Es un fármaco parasiticida que elimina los ácaros y sus huevos.  Se aplica por las noches para que actué por 8 a 12 horas y se lava por la mañana, repitiéndose el proceso a la semana.  El lindano no debe usarse en los bebés, los niños pequeños, las mujeres embarazadas o en período de lactancia, y en personas con epilepsia u otras enfermedades neurológicas.  En estos casos puede usarse un ungüento de azufre al 10% y crema de crotamitón.

Antihistamínicos: Se utilizan como tratamiento coadyuvante para aliviar el prurito, que puede durar semanas, aún después de que la sarna haya desaparecido, ya que éste puede persistir un tiempo más después de finalizado el tratamiento tópico.  Esto se debe a que la reacción alérgica tarda en desaparecer, pese a que los insectos causantes ya están muertos.  El prurito también puede aliviarse con paños frescos y lociones de calamina o similares.

Medidas preventivas

  • Las personas afectadas con sarna deben evitar el contacto físico cercano con otras personas.
  • Deben recibir tratamiento de inmediato después del diagnóstico para evitar contagiar a otras personas.
  • Se debe lavar la ropa y las sábanas con agua caliente, limpiarlas en seco o plancharlas con una plancha bien caliente, de esta manera se matará a los parásitos y sus huevos.
  • Las personas con sarna deben informarle a su (s) compañero (s/as) de relaciones sexuales o a cualquier persona con la que hayan tenido contacto cercano o compartido sábanas, ropa o toallas.
  • Estas personas deben tratarse aunque no tengan prurito o lesiones cutáneas.
  • Las probabilidades de contagiar la sarna son menores si se tiene un solo compañero (a) de relaciones sexuales. Los preservativos no previenen la sarna.
  • Las personas que sospechen que tienen sarna deben iniciar el tratamiento lo antes posible para evitar contagiar al resto de la población.
  • Cabe resaltar, que los insectos sobreviven tres o cuatro días fuera de la piel humana.

Video Tratamiento para sarna

Leave a Reply