Tratamiento para juanetes

Tratamiento para juanetes.  El juanete es el nombre popular con el que se conoce a una alteración muy común que sufre el pie, y se presenta mayormente en las mujeres de todas las edades.  Se considera que se debe principalmente a factores  genéticos y al uso de calzado inadecuado.   Es una afección muy dolorosa, y a menudo se convierte en causa de complejos y de frecuentes dificultades para conseguir un calzado cómodo a quien lo padece, y si lo consigue, al poco tiempo también resulta deformado por esta protuberancia.  A continuación desarrollaremos algunos aspectos importantes que Ud. debe conocer sobre esta anomalía.

Definición de Juanete  (Hallux valgus)

El juanete (Hallux valgus) es una desviación del primer metatarsiano del dedo gordo del pie que se produce por una deformación de este hueso debido a diversas causas.  Esta desviación del hueso es lo que origina la formación del juanete.

Causas  asociadas a la aparición de los juanetes

La mayor parte de los casos de juanetes (Hallux valgus) tiene su origen en causas genéticas o hereditarias (casi un 70%) vinculadas al sexo femenino, lo que quiere decir,  que cuando hay antecedentes de juanetes en los padres, hay una alta probabilidad de que los hijos hereden el problema.  Lo que se hereda no es el juanete propiamente dicho, sino la forma de caminar que es lo que va a producir el Hallux valgus.

Por otra parte, el uso de calzado de tacones altos y punteras estrechas que ocasionan presiones y fricciones anormales en el pie, es la segunda causa que con mayor frecuencia origina los juanetes.  Otras causas no menos importantes son:

  • Pie egipcio; es aquel pie en donde el dedo gordo del pie es más largo que los demás dedos.
  • Pie plano
  • Edad; la probabilidad de que aparezcan está entre los 40 y 50 años de edad.
  • Enfermedades que deforman los huesos como la artritis reumatoide

¿Cuáles son los síntomas?

En general, todos los síntomas se concentran alrededor del juanete, el cual se torna muy doloroso y sensible; en los casos donde hay deformaciones muy severas se hace difícil el uso de cualquier tipo de calzado, lo cual lo convierte en este caso un problema de índole estético.

El síntoma más importante que suele presentarse y el que se observa a simple vista es la protuberancia que se desarrolla en la base externa del dedo gordo del pie, la cual puede mostrarse enrojecida e inflamada, lo que produce dolor a la persona que lo padece.  Estos síntomas son más intensos con el movimiento (caminar, correr) e incluso permanecer mucho tiempo de pie.

De igual manera, suelen aparecer otras irritaciones en los pies como callosidades, ampollas; específicamente en la zona afectada por el juanete que se torna callosa y endurecida.  El dolor en el juanete puede estar asociado con la artrosis localizada en la articulación debido a la posición indebida que tiene el hueso.

Al estar los movimientos del dedo limitados, se pueden presentar ocasionalmente entumecimientos y sensación de ardor.

Finalmente, un síntoma que es muy fácil de observar es la deformación de los dedos, la cual se origina cuando el dedo gordo se desvía por acción del juanete lo que provoca una presión sobre el resto de los dedos del pie, los cuales tienden a curvarse produciendo lo que se denomina dedos en garra o en martillo.

Tratamiento para juanetes

Si hay un diagnóstico precoz de la afección, un seguimiento del desarrollo del juanete es suficiente, en este caso evaluaciones médicas periódicas y estudios radiológicos determinaran el avance de la deformación por juanete y se reducirán notablemente las probabilidades de que el daño sea irreversible en la articulación, en cambio, en los casos cuando se diagnostica en un estado más avanzado es necesario algún tipo de tratamiento.

Un tratamiento oportuno minimizará el dolor causado por los juanetes pero no habrá reversibilidad en la deformación producida por éste.  A continuación, algunas opciones para tratar el dolor:

  • Cambio de calzado: Es de suma importancia usar un calzado adecuado, preferiblemente zapatos de horma ancha en la zona de los dedos, y evitar en lo posible usar aquellos que terminen en punta o tacones altos ya que la dolencia se tornara más grave.
  • Utilización de almohadillas: Colocar almohadillas sobre la zona donde se encuentra el juanete ayuda a reducir el dolor. Estas almohadillas se adquieren en farmacias.
  • Modificación de las actividades: Evitar en lo posible realizar actividades que ocasionen dolor en los juanetes, como por ejemplo permanecer mucho tiempo de pie.
  • Medicamentos: Utilizar antiinflamatorios no esteroides, como por ejemplo el Ibuprofeno pueden ayudar a minimizar los dolores.
  • Hielo: Colocarse varias veces al día bolsas de hielo para ayudar a reducir la inflamación y el dolor.
  • Terapia de inyección: Esta terapia consiste en la aplicación de inyecciones de corticoesteroides que pueden ayudar en el tratamiento de la inflamación de la bursa (saco de fluidos ubicados en las articulaciones), que algunas veces aparecen con el juanete, pero no son utilizadas directamente para tratar el juanete en sí.
  • Artículos ortopédicos: En los casos en donde el traumatólogo indique que es necesario, recomendará el uso de artículos ortopédicos.

Como se señaló anteriormente, el juanete es una afección irreversible del pie y a medida que va pasando el tiempo va empeorando y el dolor cada día se vuelve más intenso hasta el punto de interferir en las actividades diarias, aquí es cuando se debe consultar sobre el tratamiento quirúrgico, ya que no desaparecen por sí solos.

Dos de las técnicas quirúrgicas que comúnmente se utilizan para eliminar por completo los juanetes son:

  1. Intervención quirúrgica de juanetes o Hallux valgus con osteotomía: Se trata de la realineación del hueso (primer metatarsiano) del dedo gordo del pie para que el hueso mantenga su posición original, es decir, recto. Para lograr esto el cirujano secciona o corta la parte del metatarsiano que sobresale hacia el exterior, para luego colocar una serie de tornillos en los huesos para que estos se unan correctamente y que el hueso crezca.  Este tipo de intervención se recomienda cuando la desviación es de más de 30°.  Es una intervención quirúrgica ambulatoria.
  2. Intervención quirúrgica de juanetes o Hallux valgus sin osteotomía: También denominada cirugía percutánea y es de mínima invasión, ya que el cirujano realiza incisiones mínimas por las cuales va a introducir las herramientas que le va a permitir observar el interior en un monitor y así poder operar al paciente correctamente.

Video Tratamiento para juanetes

 

 

 

 

Leave a Reply