Tratamiento para caballos de carrera

Tratamiento para caballos de carrera, consiste en que el organismo de los caballos se vaya adaptando, de manera progresiva, a realizar estos ejercicios, pasando de los más leves a los más enérgicos, sin que esto le cause algún daño al organismo y, a la vez, ir desarrollando su velocidad y su resistencia al cansancio.

El control del ritmo respiratorio, igualmente el de la frecuencia cardíaca, son muy ayudas útiles aunque no determinantes, al momento de conocer el estado de entrenamiento de un caballo.  Tratamiento para caballos de carrera

¿Pero qué pasa con en el caballo de carrera?;

¿en qué radica ese proceso de adaptación o acondicionamiento a la actividad física?; ¿qué pasa a escasa horas después del inicio de la competencia?

El entrenamiento de un caballo de carrera, consiste casi siempre, de galopes diarios sobre distancias largas que pueden variar aproximadamente entre los dos kilómetros y los tres kilómetros y medio, combinado con algunos ejercicios de velocidades sobre distancias más cortas, esto es conocido como “briseos”.

Mientras que el caballo se va acondicionando al ejercicio planteado, el nivel de exigencia del mismo debe ir subiendo progresivamente, este aumento en el nivel de entrenamiento es lo que permite que la adaptación física y mental del caballo al ejercicio se acostumbre.

Tratamiento para caballos de carrera

Sí al caballo no se le exige progresivamente durante el entrenamiento, este puede alcanzar algún grado de condición respetable, pero nunca a un nivel que le permita desempeñarse con éxito durante una carrera. Lograr que el caballo alcance el máximo de su condición no es nada, pero nada, fácil.

El ejercicio excesivo en el animal, no controlado, denominado comúnmente como “overtraining”, puede debilitar y provocar el colapso de algunos de los principales sistemas corporales de este caballo, causándole dificultades, tales como inapetencia, depresión, y hasta lo más importante, lesiones a nivel del sistema locomotor de este.

El entrenamiento a diario influirá directamente sobre el sistema torácico y cardio-vascular haciendo más eficaz durante el ejercicio la contribución de oxígeno y compuestos energéticos a los tejidos, especialmente en los músculos. además, algunos procesos como la termorregulación y la eliminación de elementos producto del metabolismo, que ocasionan debilidad muscular, incluso se ven mejorados.

La transformación cardio-respiratoria al ejercicio sucede mucho más ligero que la del sistema músculo-esquelético, esto es interesante a tomar en cuenta ya que al mejorar la disposición del caballo ante el ejercicio, sin haber logrado el acondicionamiento de músculos, tendones, ligamentos y huesos, el caballo quedara con tendencia a sufrir lesiones en sus miembros.

La adaptación de músculos, ligamentos y tendones aumentara el desempeño del caballo mientras realice el ejercicio, no obstante, y quizás mas importante aun, le aporta a las extremidades la estabilidad que necesita para resistir no sólo el peso del caballo, sino igualmente el del jinete, que al fin de la carrera en el animal cansado, se multiplican en muchas oportunidades ocasionando lesiones.

Caballo logra el máximo de condición

Cuando el caballo logra el máximo de condición asume una actitud de “superioridad”, con esto nos está indicando que quiere correr, y en el más simple “criterio” animal, se esta sintiendo preparado física y mentalmente para competir. Esta conducta, a mi parecer particular, ya que aun no ha sido estudiada en el caballo, la relaciono con el “estado de euforia” que ocasionan en los atletas humanos una sustancia que es producida por el organismo y que es conocida como endorfinas, los niveles elevados de las mismas han sido vinculados a la práctica de actividad física causando en las personas que se ejercitan con frecuencia un estado placentero tanto físico físico como mental.

Como podemos notar la preparación física del caballo no sólo incluye cambios a nivel cardio-respiratorio y músculo-esquelético para que estos métodos tengan mayor eficacia durante el ejercicio, igualmente implica un cambio de patrón de conducta, un estado de animo que se logra bajo un sistema de entrenamiento muy riguroso pero progresivo, que le permita la adaptación del animal a los niveles de requerimiento sin esto provoque el colapso del mismo.

El día de la competencia el caballo debe esperar calmadamente en su “sitio”, aproximadamente unas dos horas antes de la hora de partida, y comienza la ultima parte de la preparación del animal para enfrentarse a la competencia. Desde el mismo instante que su caballerizo abre la puerta del “puesto”, rompe su tranquilidad y lo toma de la jáquima para empezar a “vestirlo”, (ponerle los implementos que usa el caballo para correr) y se inician una serie de acontecimientos asociados a la liberación de una sustancia conocida como adrenalina, los cuales van creciendo progresivamente, logrando su máximo nivel a pocos minutos de lapartida.

En cuanto el caballo deja su caballeriza y coge los “senderos” rumbo a la pista,el corazón comienza a palpitar con mas frecuencia, alcanzando los 70 a 90 latidos por minuto al instante del ensillaje. El bazo, órgano que se ubica en la hendidura del abdomen, que en el caballo actúa como reservorio de los glóbulos rojos, se “exprime” y manda al torrente sanguíneo una gran cantidad de células rojas extra, un “doping” sanguíneo que sucede de forma natural, los dos eventos hacen posible el transporte de oxigeno por la sangre hacia los tejidos. La respiración, igual que la cantidad de aire inhalado y exhalado van subiendo gradualmente de acuerdo a los requerimientos corporales de oxígeno, las mismas pueden aumentar hasta treinta y cinco veces con relación al reposo. Estos eventos mezclados con otros más, se van desarrollando gradualmente mediante el proceso de “calentamiento” del animal, obteniendo su máximo nivel, cuando el caballo ya está dentro del aparato de partida, espera sólo por el timbre para empezar a correr.

Entonces nos podríamos preguntar, ¿el caballo corre asustado?, es posible que algo de esto ocurra en el potro indómito cuando hace su debut, al igual que cualquier novato en cualquier deporte puede ser presa del nerviosismo, más el caballo, que es un animal de habito, puede acostumbrase a la carrera, a la proximidad con otros caballos en el pelotón, al público, al terronazo, a la disciplina y a la victoria.

Video Tratamiento para caballos de carrera

Leave a Reply