Tratamiento para la anorexia

Tratamiento para la anorexia. La anorexia es un mal que se origina en la mente de un individuo sano, siendo de orden nervioso y  debido a sus implicaciones trae cambios perjudiciales en la conducta alimentaria que la persona adopta. Es importante un campo de acción en donde interactúe el paciente en  conjunto con la familia, asumiendo esta última una actitud comprensiva y de colaboración ante un trastorno que pareciera fácil de resolver, diciéndole queTratamiento para la anorexia coma, o tratando este inconveniente de salud de manera inadecuada. Ya que el paciente ve una imagen de sí que los demás no ven o asumen unas posturas descabelladas acerca de su cuerpo u otra serie de ideas que intervienen directamente con su forma de concebir su propia realidad distorsionada.

En tal sentido, se intenta proporcionar información sobre el Tratamiento para la anorexia. Teniendo en primer lugar que conocer los síntomas de la anorexia por lo cual es bueno ver el enlace que lo refiere.

La anorexia es una enfermedad que consiste en un rechazo de alimento que se configura como un trastorno de orden psicológico, lo que conlleva la pérdida de peso corporal teniendo consecuencias físicas y mentales producto de un desorden alimenticio. Los dos tipos más comunes de los trastornos alimenticios son la anorexia nerviosa y la bulimia nerviosa.

Un tratamiento para la anorexia debe abordar problemas emocionales y mentales subyacentes, problemas que a menudo se relacionan a la infancia, la percepción e imagen que tiene la persona de sí misma. Enfocando el tratamiento en ayudar  a entender cómo afecta la imagen que tiene de ella misma, a su conducta alimentaria.

Es importante llevara a cabo un proceso de psicoterapia, el cual  puede ser largo y necesitar un importante compromiso económico, especialmente si hay otros problemas emocionales o mentales involucrados como abuso físico, depresión, abuso de sustancias y problemas de relación. El tratamiento para la anorexia mediante psicoterapia puede ser muy útil no sólo para tratar la anorexia, sino también para que el paciente pueda gozar de un buen estado general de salud emocional en calidad de vida. Abordando con el tratamiento psicoterapéutico las cuestiones emocionales y cognitivas subyacentes que originan un desorden alimentario.

Tratamiento para la anorexia nerviosa

Este trastorno alimentario consiste en que las personas con anorexia tienen pánico a ganar peso, limitando de forma severa la cantidad de alimento que comen y pueden llegar a estar peligrosamente delgadas.

En la mayoría de los casos, el tratamiento de la anorexia comienza en ir a ver a un médico especialista y establecer el plan de sesiones de ayuda. En otros casos, para tratar la anorexia es necesaria la hospitalización, como por ejemplo, cuando el peso del enfermo es excesivamente bajo o cuando se complica el cuadro clínico padeciendo graves problemas de salud. Los objetivos del tratamiento son llevar a la persona a un peso saludable, tratar complicaciones, y el alcance de unos hábitos alimenticios saludables.

Cuando la desnutrición o el hambre han comenzado a afectar el  cuerpo es necesario la atención y tratamientos donde el médico asistirá los problemas de salud que han sido causados por la anorexia, como la osteoporosis, los problemas del corazón o la depresión. A medida que el paciente comienza a mejorar, el médico continuará realizando un seguimiento de su salud y peso.

Debe existir asesoramiento nutricional  llevado a cabo por un dietista profesional que ayudará a llevar el control del peso. La función del nutricionista a lo largo del tratamiento es enseñar los patrones de una alimentación sana y los valores de una buena nutrición.

Tratamiento para la anorexia infantil

La anorexia nerviosa suele aparecer comúnmente durante la adolescencia, aunque se están conociendo un número alarmante de casos de anorexia en niños. Pudiendo la anorexia infantil retrasar el desarrollo normal del niño en la pubertad y su crecimiento. Siendo los padres principalemente responsables de la configuración de la imagen corporal del niño y de sus hábitos alimentarios.

En tal sentido, la función de los padres cuando se enfrentan a un posible problema de anorexia infantil, es descartar enfermedades médicas y psicológicas. Luego, deben crear un estilo de vida saludable comiendo en casa y esperar que el niño participe en él, y a su vez enseñar al niño acerca de los alimentos saludables y la importancia de estos, preparando al menos tres comidas nutritivas al día o comiendo todos juntos en familia tanto como sea posible son hábitos que ayudan al niño a evitar la anorexia infantil, aprendiendo por imitación este tipo de comportamientos.

Los padres nunca deberían saltarse comidas. Recomendando a los padres mantener un estilo de vida activo, realizando ejercicio de forma regular, evitando el sedentarismo en los niños, reduciendo el exceso de tiempo frente el televisor y fomentando la actividad física. Es importante pasar tiempo con el niño. Establecer una sólida base acerca la alimentación, la imagen corporal y el control del peso. No se debe criticar ni tolerar comentarios despectivos delante del niño sobre el peso de los demás y la apariencia física. Un buen apoyo es animar al niño a tomar conciencia de sus sentimientos y expresarlos libremente.

Haciendo una observancia de estos conocimientos, debe considerarse el diagnóstico y tratamiento temprano de esta patología en función de evitar la gravedad del asunto en los niños.

Tratamiento para la anorexia en adolescentes

No existen causas específica que provoquen un trastorno alimentario en la adolescencia, vinculando estos trastornos de la alimentación a una combinación de factores tales como las relaciones familiares, problemas psicológicos y la genética. El adolescente puede tener una baja autoestima y por ello querer estar más delgado.

Hay casos que en distintas disciplinas deportivas como el ballet, la gimnasia o el atletismo, son asociadas a los trastornos alimentarios en los adolescentes. Los investigadores en un estudio vincularon la anorexia con una obsesión por el perfeccionismo, es decir, la preocupación por los errores, los altos objetivos personales y las expectativas de los padres.

Los síntomas de trastornos alimentarios en adolescentes son:

Una imagen distorsionada de su cuerpo.

Evitar comidas.

Hábitos alimenticios desordenados como comer mucho en una comida y después obviar otra.

Cambios de peso frecuentes y notables.

Insomnio.

Estreñimiento.

Erupciones en la piel o resequedad.

Caries dentales o erosión del esmalte dental.

Cabello y uñas poco saludables.

Hiperactividad y alto interés en el ejercicio.

Los adolescentes con anorexia pueden presentar mal humor, ansiedad o depresión. Pudiendo aislarse de sus amigos. El problema surge cuando los padres no son conscientes de estos síntomas, o no se dan cuenta porque el adolescente los mantiene ocultos.

El tratamiento para la anorexia en los adolescentes no es un tratamiento fácil, ya que consiste en una combinación de varios tratamientos, como la terapia cognitiva-conductual y la medicación antidepresiva. La terapia cognitiva-conductual centra su campo de acción en la identificación y sustitución de pensamientos erróneos para ayudar en el cambio de comportamiento, actitud y estado emocional del adolescente.Igualmente se centra de manera importante en la alimentación nutricional, la supervisión médica y el tratamiento psicológico.

Video. Tratamiento para la anorexia

Leave a Reply