Tratamiento para el asma

Tratamiento para el asma. El asma es una enfermedad crónica que no tiene cura. Las enfermedades crónicas son Tratamiento para el asmaenfermedades que duran mucho tiempo. El objetivo del tratamiento es controlar la enfermedad. El buen control del asma logrará lo siguiente:

  • Prevenir los síntomas crónicos y molestos, como la tos y la dificultad para respirar
  • Disminuir la necesidad de usar medicinas de alivio rápido (ver más adelante)
  • Ayudarle a mantener los pulmones en buen funcionamiento
  • Permitirle mantener su nivel normal de actividad y dormir toda la noche
  • Prevenir ataques de asma que podrían ocasionar una visita al servicio de urgencias o una hospitalización

Medicinas empleadas en el Tratamiento para el asma

El asma se trata con dos tipos de medicinas: medicinas de control a largo plazo y medicinas de alivio rápido. Las medicinas de control a largo plazo sirven para disminuir la inflamación de las vías respiratorias y prevenir los síntomas del asma. Las medicinas de alivio rápido o “de rescate” alivian los síntomas de asma que aparezcan.

El grado de control del asma puede variar con el tiempo y depender de cambios en el medio ambiente de la casa, la escuela o el trabajo. Estos cambios pueden alterar la frecuencia con la que usted está expuesto a los factores que le empeoran el asma.

Situaciones que agravan el asma

Muchas cosas comunes pueden provocar o empeorar los síntomas del asma. Estas cosas se conocen como factores que desencadenan el asma. En cuanto usted sepa cuáles son, podrá tomar medidas para controlar muchos de ellos. Si desea más información sobre los factores que desencadenan el asma,

Medicinas

Las medicinas del Tratamiento para el asma se pueden tomar en forma de pastillas, pero la mayoría de ellas se inhalan. Para esto se usa un dispositivo llamado inhalador, que le permite a la medicina llegar directamente a los pulmones. No todos los inhaladores se usan de la misma manera. Pídale al médico o a otro profesional de salud que le muestre la manera correcta de usar su inhalador. En cada consulta, repase con el médico la forma en que usa el inhalador.

Medicinas de control a largo plazo

La mayoría de las personas que tienen asma necesitan tomar medicinas de control a largo plazo todos los días para prevenir los síntomas. Las medicinas a largo plazo más eficaces disminuyen la inflamación de las vías respiratorias, lo cual evita que los síntomas se presenten. Estas medicinas no proporcionan un alivio rápido de los síntomas.

Corticoesteroides inhalados. Los corticoesteroides inhalados son las medicinas preferidas para el control del asma a largo plazo. Son la alternativa más eficaz para el alivio a largo plazo de la inflamación e hinchazón que hace que las vías respiratorias sean sensibles a la inhalación de ciertas sustancias.

Al reducir la inflamación se previene la reacción en cadena que causa los síntomas del asma. La mayoría de las personas que toman estas medicinas a diario dicen que tanto la intensidad como la frecuencia de los síntomas disminuyen considerablemente.

Medicinas de alivio rápido en el Tratamiento para el asma

Todas las personas que sufren asma necesitan medicinas de alivio rápido para aliviar los síntomas que se empeoran. Los agonistas beta2 inhalados de acción corta son la primera alternativa para el alivio rápido.

Estas medicinas actúan rápidamente para relajar los músculos tensos que rodean las vías respiratorias durante una crisis. Así estas se despejan y dejan pasar el aire.

Usted debe tomar su medicina de alivio rápido en cuanto note los síntomas del asma. Si usa esta medicina más de 2 días por semana, hable con el médico sobre el control del asma. Es posible que necesite hacer cambios en su plan de acción.

inhalador

Lleve a mano su inhalador de alivio rápido en todo momento, por si lo necesita. Si su hijo tiene asma, asegúrese de que todas las personas encargadas de su cuidado tengan las medicinas de alivio rápido del niño, entre ellas el personal de la escuela a la que asiste el niño. Estas personas deben entender cuándo y cómo usar estas medicinas y cuándo es necesario buscar atención médica para el niño.

No debe usar las medicinas de alivio rápido en lugar de las medicinas de control a largo plazo que le recetaron. Las medicinas de alivio rápido no reducen la inflamación.

Hágase chequeos para el asma

Cuando comience el Tratamiento para el asma tendrá que ir al médico con una frecuencia que puede oscilar entre cada 2 semanas y cada 6 semanas. En cuanto el asma esté controlada, el médico puede querer verlo con una frecuencia de entre una vez al mes y dos veces al año.

Durante estos chequeos el médico puede preguntarle si ha tenido un ataque de asma desde la última consulta o si ha habido cambios en los síntomas o en los valores de flujo máximo. También puede preguntarle sobre sus actividades diarias. Esta información le servirá para evaluar el grado de control del asma.

El médico también puede preguntarle si tiene problemas o dudas respecto a tomarse sus medicinas o a seguir el plan de acción contra el asma. Según las respuestas que dé a estas preguntas, el médico puede cambiarle la dosis de su medicina o darle una medicina nueva.

Si su control de la enfermedad es muy bueno, tal vez pueda tomar menos medicina. El objetivo es usar la mínima cantidad necesaria de medicina para controlar el asma.

Atención de urgencias

La mayoría de las personas que tienen asma, incluidos muchos niños, pueden controlar sin peligro sus síntomas siguiendo los pasos para crisis de asma que aparecen en el plan de acción. Sin embargo, es posible que usted necesite atención médica a veces.

En el hospital lo observarán atentamente y le darán oxígeno y más medicinas. También le darán dosis más altas de las medicinas que toma en su casa. Este tratamiento puede salvarle la vida.

Tratamiento del asma en grupos especiales de personas

Los tratamientos descritos anteriormente se aplican por lo general a todas las personas con asma. Sin embargo, algunos aspectos del Tratamiento para el asma son diferentes en las personas que pertenecen a ciertos grupos de edad o en quienes tienen necesidades especiales.

Los niños 

El asma es difícil de diagnosticar en niños menores de 5 años. Por eso, es difícil saber si los niños pequeños que presentan sibilancias o tienen otros síntomas de asma se beneficiarán de tomar medicinas de control a largo plazo. (Las medicinas de alivio rápido tienden a aliviar las sibilancias en niños pequeños, ya sea que tengan asma o no).

Las personas mayores

Es posible que los médicos tengan que ajustar el Tratamiento para el asma en las personas mayores que toman ciertas medicinas, como betabloqueantes, antiinflamatorios, aspirina y otros analgésicos. Estos fármacos pueden impedir que las medicinas para el asma actúen bien y pueden empeorar los síntomas.

Las mujeres embarazadas

Las mujeres embarazadas que tienen asma necesitan controlar la enfermedad para garantizar un buen suministro de oxígeno para el bebé. Un mal control del asma aumenta el riesgo de preeclampsia, una condición en la que la mujer embarazada desarrolla presión arterial alta y presenta proteína en la orina. Un mal control del asma también aumenta el riesgo de que el bebé nazca prematuramente y tenga bajo peso al nacer.

Cuando los síntomas  ocurren durante la actividad física

La actividad física forma parte importante de un estilo de vida saludable. Los adultos necesitan actividad física para mantener una buena salud. Los niños la necesitan para crecer y desarrollarse.

Sin embargo, en algunas personas la actividad física puede desencadenar los síntomas del asma. Si esto le sucede a usted o a su niño, pregúntele al médico cuáles son las formas más adecuadas de controlar el asma para seguir siendo activo.

Video Tratamiento para el asma

Leave a Reply