Tratamiento para cáncer de mama

Tratamiento para cáncer de mama, alguna vez  ha escuchado comentarios entre las personas que lo rodean a diario, llámese; compañeros de trabajo, familiares, vecinos, amigos, que alguien está luchando para ganarle la batalla al cáncer de mama, este mal que afecta en su mayoría a las mujeres a nivel mundial.

Tratamiento para cáncer de mama

Es el cáncer más frecuente entre las personas del sexo femenino representando el 16% de todos los cánceres que se presentan en las mujeres.  Es considerado como el cáncer del mundo desarrollado.

¿Qué es el cáncer de mama?

Para comprender que es el cáncer de mama primero debemos saber que es el cáncer.  El cáncer es un término que se utiliza en forma general para definir un amplio grupo de enfermedades que se caracterizan porque las células de una parte específica del cuerpo humano comienzan a presentar un crecimiento desmesurado y descontrolado.  Tomando lo anterior como premisa; el cáncer de mama o de seno es aquel que consiste en la proliferación acelerada y desmedida de las células que forman el epitelio en la glándula mamaria.

Factores de riesgo para el cáncer de mama

Entendemos como Factor de riesgo como todo aquello que aumenta la probabilidad de sufrir una enfermedad, en este caso el cáncer de mama. Estos factores influyen en el riesgo de desarrollar el cáncer, mas no lo originan de forma directa.  Puede presentarse un individuo que esté sometido a la influencia directa de estos factores de riesgo y nunca desarrollar cáncer y viceversa. Por lo tanto, siempre es importante que la mujer este atenta ante cualquier cambio anormal que presenten sus mamas y someterse a las pruebas periódicas que existen, como por ejemplo la mamografía de seno, que no es más que una radiografía que detecta tumores muy pequeños que no se pueden palpar externamente.

Entre los factores de riesgo que elevan la probabilidad de que una mujer pueda desarrollar cáncer de mama tenemos los siguientes:

  • Edad
  • Antecedentes personales de cáncer de mama
  • Antecedentes familiares de cáncer de mama
  • Genética (Herencia)
  • Antecedentes personales de cáncer de ovario
  • Terapia de reemplazo hormonal después de la menopausia
  • Exposición a estrógeno y progesterona
  • Anticonceptivos orales
  • Raza y origen étnico
  • Hiperplasia atípica de la mama
  • Factores del estilo de vida
  • Factores socioeconómicos
  • Radiación
  • Densidad de la mama

Prevención del cáncer de mama

El cáncer de mama no se puede prevenir, pero si algunos de los factores de riesgo se pueden reducir para no padecer este tipo de enfermedad.

A continuación se mencionan algunas medidas que usted pudiera llevar a cabo para reducir ese riesgo:

  • Mantener un peso corporal que este en el rango de lo saludable.
  • Ejercitarse con frecuencia, mínimo cuatro horas por semana.
  • Evitar el consumo excesivo de alcohol.
  • Evitar sobremanera la exposición a sustancias químicas cancerígenas.
  • A no ser de que sean necesarias, límite la exposición a la radiación en exámenes médicos por imágenes como por ejemplo los rayos X y tomografías computarizadas.
  • Si tiene que recibir tratamiento de reemplazo hormonal o utilizar pastillas anticonceptivas, consulte e infórmese bien con su médico cuales son los riesgos que esto implica para usted.
  • Practique la lactancia materna con sus hijos.

Cuando la mujer tiene un alto riesgo de desarrollar cáncer de seno por factores de riesgo que no se pueden cambiar, como lo son la herencia y los antecedentes personales y familiares de cáncer de mama y ovario muy marcados, y no se le ha diagnosticado la enfermedad como tal,  lo más recomendable es someterse a cirugías preventivas.  Estas cirugías son: la Mastectomía profiláctica, que consiste en la extirpación del tejido mamario y Salpingooforectomía profiláctica que no es más que la extirpación de los ovarios y las Trompas de Falopio.

Tratamientos para el cáncer de mama

El desarrollo de la enfermedad pasa por diferentes etapas (extensión), lo cual definirá que tratamiento aplicar.  A continuación señalaremos la etapa y el tratamiento más adecuado:

Etapa 0; hay un desarrollo de tumores no invasivos, solo se detecta que hay presencia de células anormales en el sitio. Estos tumores incluyen:

  • Carcinoma lobulillar in situ (LCIS), este no es un cáncer verdadero o precáncer, a menudo no se recomienda tratamiento; lo normal que si se llegase a encontrar durante una biopsia con aguja, lo más recomendable es que se elimine completamente mediante una biopsia por escisión u otro clase de cirugía con conservación de seno para asegurarse que solo se trataba de un carcinoma no invasivo
  • Carcinoma ductal in situ (DCIS), este se considera un tipo de cáncer no invasivo o preinvasivo, se caracteriza porque las células que recubren los canales galactóforos del seno, cambian para asemejarse a células cancerosas pero sin propagación al tejido mamario que los rodea. Se debe tratar porque puede convertirse en un tipo de cáncer invasivo.  Se recomienda la cirugía de conservación de seno o una Mastectomía simple.

Etapa I a III; los tratamientos recomendados para estas etapas son la cirugía y la radioterapia, ya que en estas etapas los tumores van creciendo y se empiezan a propagar a los ganglios cercanos y adyacentes, incluyendo los tejidos.

Etapa IV o cáncer de seno avanzado; ya el cáncer se ha propagado más allá de los ganglios linfáticos y los tejidos, alcanzando otras partes del cuerpo.  El tratamiento sólo implica terapias sistémicas (medicamentos).

También existen otros tratamientos como la quimioterapia y la terapia hormonal; en la primera se hace uso de fármacos para destruir a las células cancerígenas en el caso de un cáncer que tiene alto riesgo de volver a aparecer y propagarse a otra parte del cuerpo, también se recomienda utilizarla antes de la cirugía para reducir los tumores muy grandes y facilitar su extirpación; en el caso de la terapia de bloqueo hormonal, su utilización es idónea cuando el cáncer de mama es sensible a las hormonas.

De igual manera, cabe señalar el tratamiento con medicamentos dirigidos, que atacan ciertas afecciones específicas dentro de las células cancerígenas.

En cuanto a un tratamiento natural para tratar este y otros tipos de cáncer, hay muchas especies vegetales que por su composición química se recomiendan para ello; como la guanábana, las semillas y sus hojas y en menor proporción los frutos como tal, poseen más de 50 acetogeninas distintas, que son unos compuestos que inhiben el crecimiento de las células cancerígenas y por ende las del tumor.

Video Tratamiento para cáncer de mama

Leave a Reply