Tratamiento para cabello quemado

Tratamiento para cabello quemado.  Tener el cabello quemado es una consecuencia de la utilización excesiva de herramientas que trabajan con altas temperaturas y químicos para tratamientos capilares.  La plancha, el secador, el sol, los tintes y las decoloraciones son los principales responsables del cabello quemado, provocan que la cutícula del pelo se fraccione, perdiéndose la proteína natural del mismo y la humedad, al igual que el brillo y elasticidad, produciendo el llamado frizz y las puntas abiertas.  Para poder cambiar este escenario, existen tratamientos naturales y recomendaciones que pueden volver a revitalizar el pelo quemado.  A continuación te presentamos  una guía completa.

Características de un cabello quemado o dañado

Como lo señalamos anteriormente, las causas más comunes que originan un cabello quemado y dañado son; el uso exagerado de plancha, secador, y rizadores, tintes, decoloraciones, tratamientos capilares agresivos y exposiciones prolongadas al sol sin una protección adecuada.  Por lo tanto, cuando el cabello se ve afectado de manera indiscriminada por algunos de estos factores, presenta las siguientes características:

  • A simple vista un cabello quemado se percibe muy duro y áspero al tacto, ya que se encuentra excesivamente reseco y deshidratado.
  • Al perder la proteína natural del cabello, la cutícula se fracciona, lo que trae como consecuencia que el pelo se torne débil y quebradizo.
  • Surgen los problemas de las puntas abiertas, las cuales se quiebran con gran facilidad, lo que perjudica directamente el proceso normal de crecimiento del cabello.
  • Se generan como rasgos habituales la electricidad estática y el frizz, por lo que el pelo se vuelve desobediente y se dificulta peinarlo y darle la forma deseada.
  • Ya no luce su brillo natural, se observa apagado y sin vida.

Recomendaciones  para un cabello quemado

Si consideras que tu cabello esta quemado y dañado debes actuar de inmediato para reparar en el menor tiempo posible los daños.  Se aconseja seguir estas recomendaciones e incorporarlas en tu rutina diaria.

  • Una solución rápida y a corto plazo para un cabello quemado es un buen corte; aunque si no quieres cambiar tu apariencia de una forma tan drástica solo acude a la peluquería por un corte de las puntas y unos pocos centímetros donde se note que el cabello está más deteriorado. Esta es la única forma de remediar la cabellera en su totalidad y así evitar que el daño siga avanzando hasta llegar a perjudicar toda la melena.
  • La siguiente medida que se debe tomar cuando el cabello está quemado es cambiar el champú por uno específico para renovar y regenerar el cabello dañado, además de los productos que utilizas en el lavado como el acondicionador, trata de cambiarlo por uno hidratante y nutritivo.
  • Es de suma importancia tratar de evitar o disminuir considerablemente el uso de los aparatos eléctricos que generen calor (secadores, planchas, rizadores), dejar en lo posible que el cabello se seque al aire libre; y dado el caso que se tenga que utilizar alguno de los aparatos no olvidar aplicarse un protector térmico en el cabello antes.
  • Mientras el cabello se encuentre en el proceso de recuperación, evitar totalmente los tintes, mechas, decoloraciones, etc., hasta que la cabellera vuelva a lucir sana.
  • Evitar exponerse por tiempos prolongados al sol, para proteger el pelo de los rayos UV.
  • Otra opción para recuperar con mayor rapidez el cabello quemado es utilizar el tratamiento con keratina para humectar el pelo desde la raíz hasta las puntas.

 

Tratamientos caseros para ayudar a restaurar el cabello quemado

Mascarilla de huevo y miel: Es una mascarilla humectante, ideal para aquellas personas que tienen el cabello muy seco, maltratado y con frizz.  Para preparar esta mascarilla utilizamos un huevo y le añadiremos tres cucharadas de miel, se mezcla y se coloca sobre el cabello. Se deja actuar por 30 minutos, para luego lavarnos el cabello normalmente.

Mascarilla de aceite de oliva y romero: Esta mascarilla además de hidratar, repara el cabello dañado y lo protege de nuevas agresiones.  Se calienta ¼ taza de aceite de oliva y se le añade cinco gotas de aceite esencial de romero, se mezcla bien y se aplica sobre el cabello, masajeándolo. Se deja actuar por 20 minutos y luego lavamos normalmente.  Se aplica una vez a la semana.

Mascarilla de aceite de oliva, mayonesa y huevo: Es una mascarilla que hidrata y nutre en profundidad el cabello para darle más fuerza.   Para su preparación se bate un huevo y se le añade una cucharada de aceite de oliva y dos cucharadas de mayonesa, se mezcla bien hasta conseguir una consistencia homogénea para luego aplicar sobre el cabello.  Dejamos actuar por 20 minutos, enjuagamos y lavamos de manera normal.

Mascarilla de aloe vera, aguacate y glicerina: Esta mascarilla revitaliza el cabello maltratado y quemado.  Para su preparación se necesita tres cucharadas de gel de Aloe vera, tres cucharadas de glicerina vegetal y dos cucharaditas de aceite de aguacate o en su defecto, una cucharada de la pulpa del propio aguacate.  Colocar todos los ingredientes dentro de una botella y agitar la misma hasta que se mezclen bien.  Seguidamente, aplicar la mascarilla en el cabello, principalmente en las puntas durante 30 minutos, para luego enjuagar y lavar de manera normal.  Aplicar cada tres días.

Mascarilla de aceite de coco y aguacate: El aceite de coco es hidratante por naturaleza, por lo cual es ideal para combatir la sequedad del cabello y tratar las puntas quemadas.  Por su parte el aguacate, nutre y le otorga fuerza al cabello.  Para realizar esta mascarilla, cortamos un aguacate pequeño, al cual se le va a extraer la pulpa y se procede aplastarla con un tenedor.  Se añade tres cucharaditas de aceite de coco y mezclamos bien hasta obtener una consistencia homogénea.  Seguidamente, aplicar sobre el cabello dejando actuar por 20 minutos.  Luego, enjuagamos y lavamos el cabello normalmente.

Mascarilla de frutas: Las frutas poseen innumerables propiedades, como por ejemplo hidratantes y antioxidantes, las cuales son ideales para la recuperación de un cabello quemado y dañado.  Para preparar la mascarilla mezcla en la licuadora medio plátano, trozos de melón, medio aguacate y tres cucharadas de yogurt natural, opcional añadir una cápsula de vitamina E, licuar bien para que se integre todo.  Aplicar en todo el cabello, cubrir con un gorro plástico y dejar actuar por media hora.  Luego enjuagar y lavar normalmente.

Video Tratamiento para cabello quemado

 

Leave a Reply